jueves, 1 de junio de 2017

Visita a "Las Costuras de Deletreartes", cuando mayo acaba.


Han pasado veinte días desde su inauguración y apertura: “Las Costuras”, en la Universidad de Murcia.
Decena y media de oportunidades en días aguarda aún al visitante, interesado o simplemente curioso. En su sencillez habita la interesante complejidad donde confluye la creatividad, la cultura y las instituciones.

In parva spatium magnum sensum et animam verberat


[“En pequeño espacio late el alma con magno sentido”]

     Atrevidas palabras, quizá en libérrimo y temerario modo de Latín, (pero es lo que pienso), cuando accedo al histórico y vetusto edificio de “Convalecencia”. 



El espacio dedicado a “Las Costuras de Deletreartes” es pequeño en el icónico edificio universitario de “Convalecencia”, —sede del Rectorado—.

      Supone mucho, como significado y símbolo.
Se ha acogido a un vigoroso árbol germinado y en crecimiento, para la expansión y la convivencia con el Diseño-Moda, incardinado en la Universidad.

   Se necesita, es conveniente y agradan los fastos del día de la inauguración, con las autoridades académicas y docentes de la primera institución educativa de la Murcia, la Universidad, en un edificio emblemático, cuando las organizadoras Diana de Paco, coordinadora de Cultura de la UMU 



y Leticia Varó, comisaria de la exposición y responsable del proyecto "Costuras",
(de quien confiamos y esperamos nuevos proyectos innovadores en su constante línea de aciertos en Moda y Arte), que mantiene encendida la llama de este trayecto difícil pero ilusionante.

     Ambas, Diana y Leticia, radiantes, ante la presencia implicada de los/las creativos/as diseñadores/as, y la complicidad alegre de los asistentes,




E interpretada al piano por la profesora y virtuosa

Eso fue hace ya veinte días, desde que está abierta la exposición.


        Más que una sensación… es un referente.
      
      Como, cuando acabada la clase y la jornada docente, cuando éramos alumnos, o profesor y, por algún olvido o comprobación, debía regresar al aula, ya vacía, en la que se escucha la reverberación de los pasos…


       En  el último día de mayo, cuando aún restan catorce días para la clausura, esta visita al espacio de “Las Costuras de Deletreartes” se hace en un silencio reflexivo, apenas quebrado por las voces en consulta de trabajo o aguardando para salir al descanso con café de la media mañana; y taconeo de los funcionarios del edificio universitario.

      Y ¿qué significado puede tener que vestidos femeninos de diseño ocupen un espacio en un edificio universitario, con todo derecho?





       Creadores y diseñadores murcianos, (Constanza Mas, Cayetana Ferrer, Fernando Aliaga, Pedro Lobo, Nerea Jiménez y Leonor Pando), más dos de nivel nacional (Hannibal Laguna y Leyre Valiente), a quienes se le asignó un autor literario y una obra literaria como inspiración y sugerencia. La imaginación creativa es común a la Ciencia, al Pensamiento, al Arte, a la Palabra…  
video




      De la gran literatura, del relato, del poema o del drama teatral emana, más allá del argumento, la creatividad. No acertamos a describir lo que es, pero cambia la vida. Un hecho que acaba convirtiéndose en otra cosa. La memoria, la sensibilidad, la capacidad de emocionarse aprehenden su importancia.


          Si la alegoría es pieza, fragmento o retazo por el que se recompone y se reanuda el nuevo conjunto, aquí, esta exposición contiene el sentido, al igual que hacen los jardineros —vista su labor al paso, a la ida y a la vuelta— que plantaban y reponían flores nuevas y frescas en los jardines ancestrales de La Glorieta.

Vestidos y zapatos con inspiración en reconocidos textos literarios. Ya, con ello, es suficiente para esta convivencia, se acercan de manera radical.

          Es el sentido alegórico del Diseño-Moda, su vocación en el capitolio del monumento de ‘Convalecencia’. Admiramos lo que no podemos hacer en la vida cotidiana. La imaginación creadora de una historia que concluye en un vestido femenino, que escribe con tela e hilos, puede ser o no ser suficiente para hablar de Arte. Por eso se agrega la belleza.
Y esta es su casa. 
Tal como conviven los avances conseguidos en el pasado ante los problemas existentes y lo actual que se incorpora, creándose así soluciones universales, a las que el físico y filósofo Thomas S. Khun llamaba «paradigma», modelo de solución de problemas, en el que, en su inconmensurabilidad, dialogan lo nuevo y lo tradicional. Algo empieza a cambiar.



La perspectiva posible es la relación del presente. Resulta extraordinario que, en el imperio de la cultura visual, tenga cabida el interés por las formas de representación del Arte.  En las propuestas, las instituciones, los avances, los objetos y los edificios se influyen; y las personas admiten y asimilan los cambios y las novedades, como progreso y mejora.


Y eso propicia “Las Costuras de Deletreartes”.
   
    Como decía Oscar Wilde: “La vida imita al arte mucho más que el arte imita a la vida”. Que las Costuras, las de moda y creatividad, “invadan” y ocupen pacíficamente un espacio merecido es una alegoría para la simbiosis: otro árbol plantado en el huerto del Saber y la Cultura.
      La muestra deja ver algunas obras de carácter no comercial, color de flores e imágenes. 




Estás a tiempo. Aun quedan 14 días para clausurar.

(Edificio de la Convalecencia. Paseo del Teniente Flomesta, 5. Murcia).

1 comentario:

  1. Una vez más, dándonos fe - y vida - de la cultura en sus más variadas manifestaciones y relaciones. En esta ocasión, moda y literatura. Magnífica y sugerente simbiosis. Realizada, además, en un espacio de solera y enjundia cultural como es el Rectorado. Y tú, ahí, instándonos sutilmente a quienes te leemos a que no dejemos de visitarla los días que faltan para que la clausuren. Por entusiasmo en esta crónica o reseña no será, desde luego.

    ResponderEliminar